Una raza híbrida llamada humana

Existen varias teorías sobre el origen de la raza humana.
Las teorías más famosas de nuestra origen son las evolucionistas de Darwin y las creacionistas de la biblia.

Pero existen teorías todavía más antiguas que la propia biblia, y una de estas son las de las tablillas sumerias, con una antigüedad de 6.000 años.
En estas tablillas hay un relato creacionista similar al de la biblia, muchos antropólogos entienden que los relatos de la biblia fueron apenas una copia de estas tablillas sumerias.

La civilización sumeria fue la fundadora de las ciencias celestes, y la astrología. Conocían muy bien todo el mapa del sistema solar, tenían un conocimiento bastante avanzado para aquella época, entendiendo que no tenían ningún tipo de telescopio o herramienta avanzada para explorar el universo de la manera que lo hicieron.

Hay un arqueólogo de origen Ruso, Zecharia Sitchin, y fue este hombre quien tradujo las tablillas sumerias. Se descubrieron en total 445.000 tablillas.

El laboratorio annunaki & los experimentos de ADN humano

Estas tablillas hablan de una mitología de una raza extraterrestre en la tierra. Esta raza son los Anunnakis, Anu: cielo, Na: bajar, Ki: tierra.

Según la traducción de Sitchin, estos seres vinieron de un planeta llamado nibiru, y vinieron para la tierra en busca de oro, porque el planeta nibiru había colapsado por causa de desgaste ambiental, guerras nucleares, etc. La atmósfera de ellos ya estaba bastante desgastada y era una atmósfera con una serie de componentes especiales que solo se conseguirían a través del oro monoatómico, por lo tanto ellos vinieron para explorar todo ese oro que existía en el planeta, para llevar al planeta nibiru y restaurar esa atmósfera.

Según Sitchin, este oro monoatómico era también usado para prolongar la vida de estos seres, a través de la restauración de las células de sus cuerpos, la actividad de oxidación de las células era impedida y por eso conseguían vivir mucho tiempo.

En esta cosmovisión se habla de anu, el grande patriarca de esta civilización, y sus dos hijos: enlil y enki. Estos dos hermanos eran hijos de madres diferentes y tenian enfrentamientos buscando la aprobación del padre.

Enki era conocido como un científico genetista, y el fue el primero enviado para la tierra para operar las minas de extracción de oro. Como fue el primer miembro de la realeza enviado para la tierra, fue considerado el señor de la tierra.

Después de una serie de fracasos en esa extracción del oro, intentando primero con extracción subterránea, después hizo algunas bases en áfrica para extraer, entonces su hermano enlil fue llamado para hacer una intervención para ayudar, pero enlil en vez de ser científico era una mente militar.

Según las tablillas sumerias, los anunnaki se acentuaron en el medio oriente, justamente entre el río tigris y eufrates, y ellos hicieron bases de comunicación entre la tierra y el planeta nibiru.
Los seres que operaban las bases mineras, los igigi, eran la raza obrera, que más tarde se revelarían al gobierno de anu.
Enlil el militar, tendría que capturarlos y enfrentarse con ellos. Más tarde esos igigis serían conocidos como los famosos ángeles caídos.

Los igigis exigieron el cierre de las minas, debido a las pésimas condiciones de trabajo, entonces anu convocó un consejo para llegar a un acuerdo, y enki, el grande genetista se ofreció para crear un nuevo ser que pudiera ser usado como esclavo para la extracción de oro.

Entonces él tuvo la idea de cruzar un ominido con DNA anunnaki, después de muchos experimentos fallidos, enki crea un ser casi perfecto llamado adapa. Al final, enki acaba creando un cariño por este ser y sus descendientes.

La rivalidad entre enki y enlil iba creciendo, y ellos llegaron a un punto en que tuvieron que separarse, cada uno creó su propio reino y sus propias civilizaciones, uno queriendo destruir al otro, y unos pueblos odiandose con otros. Entonces llegaron a un punto en el que inclusive usaron armamento nuclear. Este armamento fue utilizado en el medio oriente, y los científicos descubrieron que hasta ahora tenemos indicios de una actividad nuclear en esta zona y en el mar muerto.

Hay referencias en las tablillas sumerias de seres aliados a la raza humana, como es el caso de los igigi, que serían justamente los seres que se revelaron al gobierno de anu, y que desde el inicio de la historia nos quieren ayudar.

El mito del ADN de acuerdo a los indígenas peruanos Qero

Existe otra cosmovisión que es la de los indios Qeros, que habitan en los andes peruanos. Sus teorías son parecidas a las de las tablillas sumerias, entendiendo que en cuestión de espacio y tiempo hay mucha diferencia entre las tablillas sumerias y los indios Qero.

En el inicio de los tiempos según los Qero, habían unos seres llamados chulpas, que era una raza andrógina, de esta manera no existía dualidad en la realidad de ellos, al no dividirse entre macho y hembra. Ellos fueron la primera raza avanzada en acentuarse en el planeta y convivir en perfecta armonía con la tierra.

Después llegaron unos astronautas del espacio llamados los viracocha, esta raza hizo un acuerdo con los chulpas para extraer un mineral de la tierra para llevar al planeta de origen de ellos. Los viracochas eran grandes genetistas y le ofrecieron a los chulpas la división de género para que pudieran experimentar la dualidad macho-hembra.
Los chulpas, llenos de grande curiosidad por experimentar la dualidad, aceptaron el trato.

Cuando estas dos razas estaban conviviendo en armonía, llegó una tercera raza a la tierra, los sajras, que tenían rostro de reptil.

Esta raza también llegó al planeta para realizar extracción de minerales, pero tuvieron una rivalidad con los chulpas debido a la incompatibilidad de sus intereses personales, y se desarrolló una grande guerra.

En la época de la guerra, en el planeta había una capa muy gruesa de hidrosfera, pero al descubrirse que esa capa de hidrosfera era imprescindible para la subsistencia de la raza de los chulpas, pues los mismos eran intolerantes a los rayos ultravioleta del sol, los sajras colapsaron esta hidrosfera, entonces toda la agua que estaba retenida en la atmósfera cayo para la tierra, este sería el tiempo histórico conocido en la biblia como el diluvio universal. Al final, los sajras ganaron la guerra y los chulpas tuvieron que retirarse y refugiarse en ciudades intraterrenas debido a la falta de condiciones en la superficie de la tierra.

Después de estos episodios, los sajras tuvieron más autonomía en la tierra y cómo al igual que los viracocha, los sajras también eran grandes genetistas, posteriormente crearon otras razas de laboratorio para servir a los intereses de ellos.

Dentro de los seres creados, ellos hicieron experimentos genéticos hasta llegar a perfeccionar una raza que posteriormente llamaríamos de humanos.
La raza humana es una mezcla de varias razas alienígenas positivas y negativas, con mucha diversidad y cualidades de todos estos ancestros.

Esta nueva raza, los humanos, evolucionaron rápidamente y consiguieron grandes conocimientos y tecnología, entonces quisieron independizarse y quisieron expulsar a los sajras y a los viracochas.

En vista de estos grandes acontecimientos, la guerra global y el surgimiento de una especie mucho más poderosa, todas las razas presentes en la tierra, se unieron en un consejo para decidir sobre el futuro de la tierra.
En este consejo los sajras fueron declarados culpables, por haber colapsado la tierra y por haber intervenido genéticamente creando una raza muy amenazadora para el equilibrio del planeta, y son capturados en ciudades intraterrenas.

Sobre la raza humana, debido a ser producto de razas positivas y negativas, algunos se mostraban destructores y otros se mostraban benefactores, entonces su DNA fue desactivado y solo restaron activas las cadenas de DNA procedentes de los homínidos para pasar por un tiempo de prueba durante el cual no nos iríamos acordar de nada.
Este tiempo de prueba fue hecho para demostrar al consejo planetario que somos seres con consciencia, seres benefactores y que merecemos seguir existiendo como especie autóctona y restaurar nuestro DNA cósmico.

Durante este periodo de prueba nos dejaron el libre albedrío. Algunas razas negativas que restaron en la tierra y que hoy en día operan desde dimensiones mentales se aprovechan de nuestra amnesia para implantarnos sistemas de creencias limitantes y aprisionarnos en una matrix holográfica donde somos ovejas mansas caminando hacia el matadero, sin cuestionarnos nada, por más extraño que parezca, aceptando con fé ciega todos los sistemas de creencias que la sociedad nos impone y generando olas de energía y sentimientos negativos que alimentan a estas psiquis o razas negativas que operan desde la mente.

Leave a Reply