Razas alienígenas positivas

Ya que tocamos el asunto del origen de la humanidad en nuestro artículo Una raza híbrida llamada humana y vimos que existieron en la tierra (y todavía existen), diferentes razas de alienígenas, queremos mencionar ahora de manera detallada los diferentes tipos, comenzando con los positivos, o sea, los que están alineados con el proceso de evolución de la raza humana y quieren contribuir.

La conciencia universal es energía pura, y la energía está en constante expansión. Esta consciencia se dividió en los 24 rayos. Estas 24 conciencias al mismo tiempo se fueron dividiendo, hasta llegar a materializarse en razas primigenias, que las mismas se fueron multiplicando y derivando hasta llegar a razas híbridas.

Desde el origen de la raza humana, los Uranianos, hiperbóreos y namlu, nos han acompañado.
Estas razas permanecieron en la tierra hasta la conclusión de la raza humana y partieron para otros lugares.
Algunos namlu se fueron a ciudades intraterrenas o a otras dimensiones de consciencia.

Una cosa importante es que no podemos relacionar razas con lugares, por ejemplo, relacionar a los draconianos (raza negativa) con la constelación de draco.
Las constelaciones son espacios muy amplios, con muchísimos sistemas solares y galaxias. Por este motivo no podemos crear prototipos en nuestra mente y categorizar razas con lugares.

Volviendo al asunto de la constelación de draco, allí habitan razas positivas. Siendo que los Draconianos provienen de las pléyades del sistema maya.

Las Pléyades es un cúmulo de estrellas que pertenece a la constelación de tauro, está compuesto por 7 soles y no en todos estos sistemas solares hay humanoides, por este motivo, también existen pleyadianos que son reptilianos y draconianos.

El universo es gigante y se ha ido poblando de diferentes razas. Existen algunas razas híbridas, derivadas de otras, como lo es el caso de los humanos. Las razas positivas se caracterizan por ayudar en la evolución de los planetas que están en proceso de gestación.

Dentro de las razas positivas, también tenemos a los Andromedanos, los Carianos o Sukal como los llama Anton Parks, que tienen cabeza de ave, los Sirianos o Abgal como los llama parks.

Vemos que en muchas culturas y civilizaciones, se mencionan dioses con cabeza de ave, o de leon, este tipo de dioses antropomorfos abundan principalmente en la civilización egipcia.
La raza de los Urma, por ejemplo, son felinos guerreros y fueron unos de los encargados de la protección de los humanos ante la amenaza de nuestra extinción.

Estas razas aportaron parte de su carga genética para crear seres vivos en este planeta, por este motivo los animales se parecen con ellos y no al contrario.
Ellos han evolucionado según el ecosistema donde han tenido que sobrevivir, su forma física es derivada de la adaptación del ecosistema de donde viven.

Cuando la raza humana ya estaba formada, muchas de estas razas se quedaron con nosotros pues acabamos interligando un camino de evolución, y acabaron quedándose en las zonas intraterrenas y en dimensiones etéricas para seguir compartiendo con nosotros este camino evolutivo.

Dando secuencia a nuestra lista de razas positivas, tenemos los reptilianos de orión (no todos los reptilianos son negativos), que fueron los que donaron parte de su ADN para que la raza humana pudiera prosperar.

Nosotros tenemos en nuestro cerebro tres partes. La básica es el cerebro reptiliano, el que nos ayuda a sobrevivir dia a dia, nos hace estar en guardia, vigilantes. Luego tenemos el cerebro mamífero, la parte más emocional, la que nos aporta información de todas las razas emocionales y nos vincula a las intuiciones, percepciones. El tercer cerebro es el intelectivo, el que va ligado a capacidades superiores de procesamientos mentales.

Tenemos también la raza de los Zuma, procedentes de las constelaciones de vega y orion. Son antropomorfos, con cabeza de león.

En la constelación de sirio la gran mayoría de las razas son anfibias y son benefactores. Su piel es azulada y más fina que la de un reptil, parece con mística de la pelicula x-man.

Cabe destacar que muchas veces, nuestro ADN resuena más con un una raza específica. Existen personas en la tierra, que pertenecen a una raza específica, y que están aquí para ayudar de manera más directa, en la evolución de la humanidad, aunque sea de manera inconsciente.
Somos una gran familia y existe intercambio entre nosotros. Por eso muchos de nosotros hacemos parte de estas razas.

Un pequeño paréntesis para comentar que la hermandad blanca, no es la historia metafísica que nos han contado los teósofos.
La hermandad blanca en realidad es la hermandad de la serpiente, y está compuesta de las primeras razas que vinieron a este planeta y que se ubicaron en zonas intraterrenas, como el reino de Agartha, con su capital Shambala. Ellos estuvieron aqui para realizar todo el proceso de evolución del planeta y nos siguen acompañando.
Los supuestos maestros de la hermandad blanca, en su grande mayoría son creaciones mentales que pasaron a tener fuerza a través de un egregor (de la fe de las personas) y acabaron materializandose como formas pensamiento que dan la impresión que son personas trascendidas.

Leave a Reply