Trampas reptilianas, portales orgánicos, clones & arcontes

Podemos considerar este apartado como una continuidad del articulo Razas alienígenas negativas, sin embargo, aquí vamos a detallar, la manera en que las psiquis operan en los planos mentales y hablaremos de tres tipos de seres que pueden ser muy nocivos para nosotros si no tomamos las debidas precauciones. Por este motivo, es importante saber de qué se tratan y cómo podemos hacer para protegernos.

Para comenzar, vamos a hablar un poco sobre los portales orgánicos.
En la actualidad, existen en el planeta tierra, viviendo entre nosotros, seres sin alma. Estos seres están más presentes en nuestra vida de lo que podemos imaginar. Estan dia tras dia con nosotros, en el trabajo, en la familia, en el vecindario. El planeta tierra abunda de este tipo de seres.

Para dar una explicación mejor sobre ellos, podemos decir que cuando la monada (la consciencia única del universo) se comenzó a dividir, se fue dividiendo en fractales.
Algunas de esta divisiones continuaban siendo individuos de un alma grupal, por ejemplo: un cardumen de peces, que es una única alma manifestada en varios cientos de peces.
Por lo tanto, cada uno de estos peces no posee un alma individual, pero si un alma colectiva, o sea, son seres sin un alma individual, pero que se manifiestan de forma individualizada.

Pasa lo mismo en el caso de los portales orgánicos. Son humanos que corresponden a una alma colectiva, pero que no tienen una alma individual.

Estas personas se caracterizan porque no tienen capacidad de amar, ni empatía hacia los demás. Lo que sí saben hacer muy bien es aparentar que sienten.
Existen unas psiquis que se aprovechan de estos portales orgánicos para manipularlos a que actúen a su antojo. Por eso, estos portales orgánicos generan emociones que no son precisamente agradables, o sea, ellos intentan gestionar en las personas sentimientos negativos: odio, rabia, envidia, celos, etc.

Los portales orgánicos tienen la capacidad de saber que es lo que necesitamos, a la par de saber cuales son nuestros puntos débiles, de esta manera ellos siempre nos llevan a ese punto. Por este motivo no debemos entrar en su juego.
La energía que desprendemos en un momento que no es agradable, la energía que se está gestando en nuestro interior en esos momentos, los portales orgánicos lo están utilizando para alimentar a las psiquis que los están manipulando, pues ellos hacen esto inconscientemente, son como robots.

Los portales orgánicos no tienen la capacidad de cambiar, están muy limitados, llegan a un punto pero de ahi no pasan. Son previsibles, siempre hacen lo mismo, por este motivo no tienen consciencia, no sienten que le están haciendo daño a los otros. Son los famosos sociópatas, psicopatas, narcisistas, verdugos.
Estas personas se manejan apenas con los 3 chakras inferiores: raíz, sacro y plexo, pues no tienen el suficiente nivel evolutivo para manejar los chakras superiores.

También es muy frecuente oír sobre los Walking. Se supone que un walking es un ser que se manifiesta a través de un cuerpo en la tierra, utilizando el cuerpo de otra persona. El alma de esa otra persona es desplazada de su cuerpo, para luego ser habitada por el walking.
Cabe destacar que un portal orgánico no es igual a un walking, pues este desde siempre ha sido así, con una conciencia muy limitada, como un animalito.

Los clones también son categorizados como seres sin alma, pero que a diferencia de los portales orgánicos, no corresponden a un alma grupal, son creados artificialmente en un laboratorio.
Es muy frecuente que hayan clones en las dimensiones sutiles, donde ese ser se hace pasar por un familiar fallecido o por un ser que nos cause simpatía, para poder así encajarse en el cuerpo energético de la persona y chuparle la energía.
Se alimentan de la energía emanada por el chakra raíz, por eso, el portador de un clon parásito, cae enfermo muy fácilmente. Se queda sin aliento, sin vitalidad, sin fuerzas para vivir.

Sobre los arcontes, esta palabra proviene del griego arcai, que significa arcaico, primario, elemental, que esta en campos cuánticos en estado pre orgánico.
Son entidades parasitarias, por lo tanto necesitan de una persona portadora de un alma como fuente de alimento, pues al final, lo que buscan es extraer la energía vital del alma.
Tienen la capacidad de crear formas pensamiento o hologramas, son muy buenos en esta tarea.

Nuestro chakra raíz (el chakra de la supervivencia) cuando hiperactivo, emana una energía muy intensa. Este chakra puede estar activo y con una energía de baja frecuencia (odio, miedo, celos, rencor) o activo y con una energía de alta frecuencia (acciones movidas por el amor). Como es una energía terráquea básica para la supervivencia, los arcontes necesitan de esta energía para dar continuidad a su existencia, por eso generan situaciones negativas para estimular todos estos sentimientos (odio, miedo, celos, rencor) para hiper estimular el chakra raíz con energía de baja frecuencia.

Debido a su mala conducta, el proceso de evolución de estos seres se bloqueó hace mucho tiempo, y desde entonces, ellos vagan por el universo en los espacios interdimensionales buscando su lugar, pero no se encajan en ningún sitio.
El motivo por el cual ellos no se encajan en ningún sitio, es porque su existencia ya no tiene sentido y justamente por este motivo, no pueden vivir por sí mismos, por eso tienen que parasitar a seres con alma. El alma es la fuente de la existencia.

Leave a Reply